Bye Bye Password

Categorías: Promoción de la eConfianza, Sociedad de la Información y empresas Sin comentarios

Uno de los aspectos que nos preocupan en la protección de nuestros datos y el acceso a nuestros perfiles y cuentas, es sin duda el de las contraseñas.  Saber cómo protegerlas, construir un contraseña lo más ‘fuerte’ posible, que realmente mantenga a salvo el acceso a nuestra información es importante. Y en este post, te ayudamos a descubrir cómo hacerlo y hacia dónde evolucionan las últimas tendencias en este tema.

Existen dos métodos comunes para descifrar una contraseña: uno se llama ‘ataque de diccionario y el otro, ‘ataque por fuerza bruta‘. Para llevar a cabo el ‘ataque de diccionario‘ se utiliza una base de datos con las palabras más comunes y las secuencias de caracteres más probables. El ‘ataque por fuerza bruta‘, sin embargo, realiza todas las combinaciones posibles de los 95 caracteres de un teclado hasta encontrar la correcta. Obviamente, si el usuario tiene una contraseña de sólo 1 caracter, existen 95 combinaciones para dar con la misma. Al ir añadiendo caracteres, la dificultad es exponencial (95 veces). Así una contraseña de 2 caracteres tiene 95 x 95 ó 9025 combinaciones posibles para ser descifrada, una de 3 tiene 857.375 combinaciones posibles, y así sucesivamente. El ataque por diccionario siempre ha sido el más rápido y efectivo ya que los diccionarios sólo recogen (depende de la lengua) entre 80.000 y 180.000 entradas posibles.

En definitiva, parece claro que las contraseñas más seguras son aquellas que no formen palabras y sean lo suficientemente extensas para que se puedan adivinar por fuerza bruta.

Sin embargo y a pesar de esta explicación introductoria sobre la necesidad de asegurar nuestra ‘password’, los grandes de la informática nos traen nuevas tecnologías que nos permitirán prescindir de las contraseñas.

Una de estas apuestas va de la mano de Microsoft y Apple, que retoman la tecnología NFC o Near Field Communications, un protocolo de comunicación inalámbrica que permite conectar dos dispositivos a una distancia muy corta (no más de 20 centímetros) sobre la banda de los 13.56MHz (para la que no hace falta licencia), y que permite de manera segura las transacciones económicas a través de los móviles.

También se apuesta por los sistemas biométricos de reconocimiento, como la tecnología para reconocimiento facial, biometría del movimiento ocular o el reconocimiento del propietario del móvil por los latidos del corazón, patente en la que según parece estaría trabajando Apple para la nueva versión del Iphone.

Tampoco Google se queda atrás y como anuncia Eric Schmidt (CEO de la compañía hasta el próximo 4 de abril), la nueva versión de los Android permitirá la lectura de las etiquetas RFID mediante el protocolo near field communications o NFC.

Por tanto, parece que estamos asistiendo a un punto de inflexión en el que las nuevas tecnologías permitirán que las contraseñas pasen a mejor vida, aunque para ello todavía queda camino por recorrer. Lo importante es que además de ganar en comodidad, podamos disponer de sistemas seguros que nos permitan usar los nuevos dispositivos con plenas garantías. Y por supuesto, ganar confianza en nuestras transacciones electrónicas.

Comparte:
  • Digg
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Meneame
  • Twitter

Deja un comentario